Equipos para puesta a tierra:
ensayarlos es esencial

La colocación de equipos de puesta a tierra temporaria durante trabajos de mantenimiento sobre instalaciones desenergizadas, es una práctica común para las empresas de distribución de energía.
Las normas usuales de operación de redes incluyen capítulos de puesta a tierra temporaria apta para la protección de los trabajadores. Hay guías de procedimientos especificando uso y lugares de colocación de las puestas a tierra, que presuponen el cumplimiento de ciertas asunciones, como por ejemplo: “los equipos serán capaces de conducir la máxima corriente de falla que pueda fluir en el punto de puesta a tierra durante el tiempo necesario para que los interruptores despejen la falla”.
El método preferido de colocación de puesta a tierra es, en general, el de creación de una zona de trabajo equipotencial. La reglamentación de OSHA en los Estados Unidos asume dos premisas básicas para los equipos de puesta a tierra (además de la fusión del cable de conexión). Primero, si se establece una zona equipotencial, la protección de tierra en paralelo con el trabajador no debe desarrollar un voltaje mayor que el permitido por la empresa de distribución a la que el trabajador pertenece. La segunda implica que los equipos de puesta a tierra deben probarse periódicamente para asegurar que siempre se cumplan los requisitos de protección.
Con respecto a la primera, el conductor a tierra y el trabajador forman un circuito paralelo. Haciendo algunas presunciones sobre la resistencia eléctrica del cuerpo del trabajador, se puede calcular la máxima resistencia que debe existir en paralelo con el mismo, de manera que al circular la corriente de falla del sistema por el conjunto no se exceda la tensión máxima permitida a la que resulte expuesto el trabajador.
Por ejemplo, supongamos que usemos un conductor de 2 m de longitud entre fases, sección 25 mm2. Supongamos también que las fases están puenteadas R a S, S a T y T a la silleta de tierra, y que circula por los 3 puentes una corriente de falla monofásica de 10.000 A. Con el equipo en condiciones y conexiones limpias y apretadas, la resistencia de cada puente está en el orden de 1,5 miliohm, por lo que la caída de potencial asociada a cada tramo es de 15 volt. Dependiendo de cuál sea la fase sobre la que el trabajador esté actuando, la tensión sobre el mismo será 15, 30 ó 45 volt. Los efectos de la corrosión en el equipo pueden incrementar rápidamente la resistencia al orden de 5 miliohm, con tensiones correspondientes sobre el trabajador de 50, 100 ó 150 volt. Altos grados de corrosión y conexiones flojas incrementan aún más estos valores.
Para asegurar que las puestas a tierra de protección estén siempre en buenas condiciones para cumplir su función, es necesario probarlas periódicamente. Hay varios sistemas desarrollados: mediante caídas de potencial en corriente alterna, mediante caídas de potencial en corriente continua, mediante ensayos de calentamiento, etcétera.
A. B. Chance desarrolló un equipo portátil de corriente continua, que tiene la ventaja de poder probar los carretes de cable enrollados, directamente sobre el camión de la cuadrilla, sin sufrir errores de medición por inductancia en corriente alterna. Consta de una fuente ajustable que entrega una corriente de 10 Amperes, y un instrumento con puntas de prueba que mide la caída de potencial entre extremos del puente o entre componentes del mismo (morsa-cable, etc.). El instrumento está graduado directamente en miliohm (para 10 A) y con él se detectan rápidamente puentes con anormalmente alta resistencia por efectos de corrosión, contactos flojos, hilos cortados, etcétera. El último modelo de probador tiene fuente regulada de control electrónico automático, indicación digital, y un panel de control que permite introducir datos de manera que se encienda adicionalmente con cada medición una luz de alarma “pasó/falló” para acelerar los chequeos rutinarios de los equipos de protección. En suma, un instrumento práctico y eficiente para asegurar la calidad de las puestas a tierra temporarias.


Redes Eléctricas SACIF
Departamento Técnico